27 de marzo de 2010

Sábanas frías

Sábanas frías materializan tu olvido
y yo, movido por la ausencia de tus caricias,
rebusco en el cajón de la mesa de noche
esperando encontrar el espectro de tu presencia.
¿Acaso fue lo nuestro solo el roce de dos cuerpos
que, sin conocerse, entrelazan sus dedos creyendo un "parasiempre"?

Sábanas frías y caducadas me esperan.
Esperan a que entre ellas se vuelva a desatar la pasión,
pasión que no sé si tuvimos, pero a la que nos comprometimos.
Un compromiso de vivir a cada instante,
de tomar la instantánea decisiva para no malgastar el carrete
que, fotografía a fotografía, va gastando nuestras vidas.

Sábanas frías visten una cama que ya no es mía,
que tampoco es nuestra, porque fue siempre tuya.
Sus dibujos se entrelazan como única muestra
de que allí cayeron dos cuerpos como frutas maduras,
cayeron nuestros sueños como decae la hermosura.

Sábanas frías me chillan porque se congelan
y yo no tengo el valor de llamarte para decírtelo.
Anhelan de nuevo tu roce, el olor de tus cabellos...
Recuerdan tu figura, tu éxtasis, tu entrega y goce.
Y cuando vuelvo a la cordura solo en ellas veo
el recuerdo de unas noches sin amor pero con deseo.

Sábanas frías lloran desconsoladas,
pues saben que tú tienes otras ahora donde cobijarte.
Es el calor de otras las que ahora te amparan
y, mientras ellas mueren frías, tú duermes arropada.
¿No recuerdas cuando corrías a ellas a refugiarte
y me encontrabas entre ellas esperando tu sonrisa?

Sábanas frías por el moho comidas.
Sábanas frías hechas trizas por el llanto.
Sábanas frías, rotas y enmohecidas.

Sábanas frías que recuerdan tu encanto.
Sábanas frías que codician tu vuelta.
Sábanas frías que materializan tu ausencia.

4 comentarios:

Elvira, el Cisne Negro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Elvira, el Cisne Negro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Mirthas dijo...

Las buenas prostitutas, diría Bukowski, te quieren siempre seas como seas. Incluso pobre, siempre y cuando a ellas les pagues.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Jajajajajajajajajajaja.

Pues yo ni eso. Masoquismo puro y amor a la decadencia. Si total, ya que vives dos días, al menos pásalos con sífilis.