19 de mayo de 2009

Soledad

No sé si alguna vez lo has sentido:
Una soledad que te ahoga
pero que no te asola un tiempo
y después, tras estallar, te abandona.
Hablo de un sentimiento que te roza
como si estuviera en movimiento,
haciéndote saber que cuando quiera
volverá para hacerte comprender
que, en esta vida, vas a solas.

No es una soledad relajadora,
no es algo que se quiera, sabiendo
que, cuando te canses de ella,
podrás volver junto a otra persona.
No. No hay consuelo, no hay respuesta.
Buscas y buscas, y sólo encuentras
que en toda la vida no hallarás
compañía alguna que te haga descansar.
Que no, no encontrarás paz jamás.

Ves tu alma y comprendes
que no hay ninguna mente capaz
de profundizar en la tuya.
Aceptas las palabras del filósofo:
<<No encontrarás los confines del alma
ni aún recorriendo todos sus caminos;
tal es su profundidad.>>
Y sabes que es verdad, que ni el Destino
podrá esto alguna vez cambiar.

Te sientes lejos de todos,
más que por necesidad, por crueldad.
¿Qué te ha hecho ser así?
¿Qué te impide, de cualquier modo,
sentir que, al fin, conectas con alguien
que te comprende, te habla y te contesta
haciéndote ver que siente también así?
Un alma gemela que anhela
encontrarte, como tú a ella.

Te cansas de buscar, de esperar.
Resuelves que sólo te queda
refugiarte en libros y canciones.
Allí desesperas, leyendo mitos inventados
de grandes héroes de fábula más vivos que tú.
Y piensas: "Si nunca viviré así
prefiero mantener mi laxitud".
Ves que no hay vuelta atrás
y sientes que mueres.

Un rayo de esperanza cruza, tal vez,
por el horizonte de tu vulgaridad.
Quieres creer que esta vez es verdad,
pero sabes que eso también pasará.
La mayor aventura de tu vida
consiste en ver los días pasar,
como un enfermo en un hospital,
como un animal en un agujero.
Pero no te atreves a ponerle final.

Te falta voluntad para cambiarlo todo,
no te atreves a arrojarte al abismo.
Sin luchar contra tí mismo, sin atreverte
a emanciparte de tu color monocromo.
Y culpas al mundo por ser así,
y cierras los ojos para no ver tu poquedad.
Cuentas los años por eones.
La grandeza de tus metas
te hundió por lo pequeño de tus errores.

Y podría decir que esto son posiciones
que van y vienen. Ahora están, ahora no.
Pero es la triste realidad, y se mantiene.
No tengo una palabra de aliento que brindarme.
Y si fuera el pasearme de un lado a otro de la locura
la mejor de las conjuras para deshacer lentamente
estos enredos del alma, me lanzaría en su búsqueda
para lograr, aún de forma insana, la calma.

Pero no huyo. No por valentía, sino por desgana.
Me quedo quieto en mi rincón, y me pudro.
No tengo ni la cortesía de limpiarme el polvo
gris puro que genera mi decepción.
Me canso, mil veces me suicido en mi mente
pero, como condenado a vivir así eternamente
renazco al amanecer cargado de rencor.
Y así sigo, manchado en el orgullo y hundido,
en mi rincón alejado de la muerte.

5 comentarios:

Dafne dijo...

Siendo sincera, te las he visto mejores, aunque eso no quita que sea buena... Menudo asqueroso :P Solo una pega:
[...]Buscas y buscas, y sólo encuentras[...]
Ese "solo" va sin tilde :P Antiguamente (hasta hace poquito) el "solo" adjetivo iba sin tilde y el "solo" adverbio iba con tilde, pero actualmente, ya que los casos de abigüedad son escasos, ambos van sin tilde, ateniéndose a las reglas de acentuación regulares ^^ (las palabras llanas se acentúan cuando acaban en una letra diferente de n, s o vocal)

Hasta que el momento filólogo del día... Espero que no te moleste la correción, aun que ya me dijiste que no te molestaba, aunque ahora lo esté haciendo públicamente...xD:P
Un besito "grande" guillermito... "grande"?XD

Kiüs dijo...

Guille es un mierda, cree que es el mejor pero tiene muchas faltas de ortografía, o, como él las llama "licencias" xDDD

Llus dijo...

El principio me hizo pensar en una canción que tengo pegada últimamente, que dice "será, que la soledad es compañera, que no me hace compañía y me acompaña donde quiera que va...".

A pesar del tono derrotista del texto, me gusta, porque muchas cosas las identifico con pensamientos que no sé expresar. Sin embargo, aún sigo intetando tener la esperanza de que no sea así, de que haya alguna posibilidad de que todo cambie a mejor...

^^

Mirthas dijo...

Dafne, muchas gracias por la explicación. En esta ocasión no lo hice para manifestar una "licencia" -comillas en honor a Kiüs-, sino porque jamás me enteré de esa modificación en la norma que yo estudié.
Una lástima que no termine de gustarte este poema, le puse cierto empeño en varias ocasiones.

Kiüs... Voy a registrarte en la SGAE xDDDDDDD

Llus, bienvenido. Espero que pronto cuelgues una entrada en tu desolado blog.
Te agradezco muchísimo tu comentario, siempre he pensado que el trabajo del escritor y el poeta es el de conseguir verbalizar los sentimientos que todos tenemos pero que pocos consiguen traducir en palabras.
Y sí, como todo, esto también pasará. Las cosas cambian, generalmente a peor, pero en contadas ocasiones la vida te da una oportunidad, sólo hay que saber agarrarla.

Kiüs dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA xDDDD

En serio, no, eh?!!!