7 de septiembre de 2012

Una reflexión

El trabajo de juntaletras no sé que tiene que me fascina tanto. Y no hablo en el sentido de un trabajo remunerado, esos tiempos ya se fueron, sino en el sentido de realizar un esfuerzo para hacer que, en este caso, algo que no estaba ahí antes, aparezca. Acontezca dirían los más leídos.

2 comentarios:

Elvira dijo...

Eso es lo que hace el panadero, el perfumista, el carpintero, el químico, el jardinero... Hay muchas formas de crear algo que no estaba antes ahí. Los únicos que no son los médicos, cuyo arte es el contrario: extirpan un tumor o la rara idea de la cabeza de que eres descendiente de dragones.

Guillermo Loaysa dijo...

Nunca he insinuado lo contrario.