14 de julio de 2008

¿Inspiración trabajosa?

Me dispongo a actualizar el blog y dar señales a todos mis lectores -si es que me queda alguno después de todo este tiempo- de lo que me dedico a hacer con mi pluma.
Estoy enfrascado en una novela que llevo intentando sacar durante todo el curso. Fue avanzando poco a poco, como lo hacen las cosas grandes, dejándose notar y creando cierto poso no sólo en mi forma de ir perfilando mi propio pensamiento, sino en todo mi estilo, que pugnaba por terminar de demarcarse y definirse a mi joven edad de 20 años. Dicha novela quedó estancada a mediados de mayo, y así ha continuado hasta hace una semana.
Al final he conseguido salir del atolladero gracias a no avanzar. Salí adelante al quedarme parado. Vino la inspiración después del trabajo, y esto sí que ha dado un gran vuelco en mi forma de afrontar mi esperanzado y casi vano futuro en la literatura. Siempre pensé que para escribir sólo se precisaba inspiración, y ardía de furia al encontrarme a muchos que se dedicaban a la literatura y se pasaban más tiempo esforzando los diálogos que fumando delante del ordenador mientras escribía hojas y hojas y se le enfriaba el café encima de la mesa de puro olvido. Fantástica imagen, muy necesaria a menudo, pero imposible si pretendes mantener el curso de una novela entera.
Evidentemente, es todo un crimen forzar los diálogos, machacarte la cabeza por describir un paisaje y hacer cualquier cosa que no te salga de mutuo propio en lo que a la hora de escribir se refiere, pero también es cierto que uno debe pararse a pensar en la organización de los capítulos, en la historia misma y no dejarse sorprender porque sus propios personajes se les han ido de las manos -cosa que pasa- y ya tu historia empieza a parecerse más a una repetición de pequeños relatos de un personaje unidos por capítulos. Debes conseguir crear toda una trama, mantener la curiosidad, avanzar en la historia con un ritmo acorde con las pequeñas historias que van surgiendo alrededor... Y esto, siento decirlo, no lo da la "simple" inspiración.
Por suerte para nosotros, el tener una pluma ágil es una satisfacción que no puede ser robada, pues por mucho que tengas esquematizada tu historia, cuando bajas "al mundo real" de tu historia debes darle consistencia a tus personajes, vitalidad a sus palabras, belleza a su entorno. Y el hacerlo mejor que el resto sigue siendo la marca más clara de los genios.

Un saludo a todos aquellos que aún sigan visitando el blog por ver si hay actualizaciones. No prometo nada, pero espero ir actualizando y detallando los avances en la novela.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Compañero, me alegra saber de usted. Antes de nada gracias por tu comentario, he de reconocer que ha sido una pequeña ayuda para continuar escribiendo, cosa que últimamente me cuesta más que de costumbre, supongo que como decia la canción por este "Summertime" tedioso, caluroso y aburrido.
Supongo que no hace falta que diga que soy Martín, si el mismo Martín Eden de siempre wajaja.Si, sigo viéndome obligado a escribir con anónimos.
¿Inspiración trabajosa? ¿Novela? Amigo, tiempo al tiempo, yo no paso del relato folletinesco por partes, te animo en esa ardua labor del escribir que tanto hemos comentado...Yo tambien tengo alguna que otra novela empezada y en mente, pero siempre me secuestran esos pensamientos tipo ¿Esto pa queh? Si al final te vas a morir y ni así lo va a leer nadie, pero en fin, tu eres un hombre fuerte, no permitas que esto te ocurra. D
Otra cosa y respecto a lo último que escribí en el blog, y ya que tu hablabas de que era tan real como la vida misma...lo es, más de lo que imaginas, creo que es el relato más autobiográfico que he escrito, últimamente es que estoy muy ególatra.En fin compañero, se que deberia haberte llamado, pero entre una cosa y otra... prometo hacerlo, me he enterado de tu horario laboral y ya no hay excusas para tomar cervezas y traspasar a palabras todo aquello memorable que allí quede dicho.
¡¡Un saludo camarada!!

Palo! dijo...

Ingeniosa forma de plasmar tu desarrollo novelesco. Ya tenía conciencia de ello, y reconozco que siempre la pequeña envidia que acompaña a la impotencia hace que vea tu esfuerzo (Para mi, a 16 de julio de 2008 a las 18:00 horas titanico)como si de algo natural ,concedido por ti mismo y para ti mismo, se tratase.

No tengo duda de que incluso el peor desarrollo haría de esas páginas merecedoras de buen juicio y tiempo, viniendo de ti, por lo que no puedo más que animarte.

Sentirse capacitado cuando has obtenido la fuerza de encaminarlo, hace que aquello que sea, se vuelva tan satisfactorio como la vida misma, como parte de ella.

Solo decir que espero (No dudo de ello en realidad) que lo disfrutes, ya que sin lugar a cuestiones, estoy seguro de que si acabarás terminandolo.

Saludos desde un lugar rodeado de palos.

Anónimo dijo...

Ese Guille!!!te mando muchos ánimos para que tengas inspiración y termines tu novela.A ver si nos vemos pronto.
Chao,Ana.