10 de abril de 2008

Ausente


Queridos lectores, aprovecho el poco tiempo que me brinda ahora mismo el vertiginoso abismo en el que, sin apenas poderlo vislumbrar siquiera, he caído para informaros de que una semana más, para mi más absoluto pesar, os lo aseguro, no podré actualizar el blog como es debido. Supongo que para vosotros no supone nada del otro mundo, para mí sí, bastante, posiblemente este sea el motivo por el que lo escribo aquí.
Para todos aquellos interesados decir que el cumplir años no me ha supuesto el trauma que me esperaba, tal vez por la toma de conciencia que he estado teniendo en este último mes. Además, mis retos más próximos se han ido cumpliendo satisfactoriamente. Espero que mi objetivo vital también empiece a ver la luz en este nuevo año que se abre en mi vida.
Espero que este gran lapsus temporal en el blog no suponga vuestra impaciencia y la correspondiente dejadez a la hora de visitarlo. No sé cómo lo haré, pero os prometo una nueva entrada el lunes próximo -a más tardar el martes-. Os agradezco vuestra visitas, espero que os vaya todo bien.
Mucho ánimo, y a preocuparse por el mundo, aunque para él no supongáis nada en absoluto.

2 comentarios:

Kiüs dijo...

Nada, chaval, cuando no se puede, no se puede; no es bueno forzar la máquina ;)

Yo seguiré pendiente de las actualizaciones ^^

Por cierto, felicidades(suelo dar un toque a las 00.00h el día del cumpleaños de quien sea, pero mi móvil no me quiso avisar del tuyo, lo siento :P)y ya me contarás qué tal ese carné ;)

Aparta que contagio dijo...

Estos pequeños blogs consisten y basan su existencia y sentido en el simple fénomeno de que, por un momento,todo aquello que dentro del gran universo es totalmente insignificante,es unido para formar un pequeño planeta propio en el que ni siquiera lo mas minúsculo resulta irrelevante. Y como prueba irrefutable de ello, aquí dejo este comentario,(Veasé granito de arena.) acción tan simple que como tantas otras no será más que olvidada por ese universo al que realmente corresponde, pero que sin duda, en ojos conscientes y latentes, corresponderá a aquello que llaman ánimo y deseo de continuidad en la globalidad, pero que no podría alcanzar nunca la misma fuerza o significado lejos de ese pequeño planeta que no existe mas allá de la ilusión de las mentes que pueden leer esto,lugar en el que la realidad se discute y se prolonga, y por supuesto, donde es mas digno vivir olvidado.