10 de marzo de 2008

La compañía en la locura

"Asumimos como punto de partida la transformación ocurrida en la valoración general de las ciencias en las postimetrías del pasado siglo (...) La exclusividad con la que en la segunda mitad del siglo XIX se dejó determinar la visión entera del mundo del hombre moderno por las ciencias positivas y se dejó deslumbrar por la prosperity hecha posible por ellas, significó paralelamente un desvío indiferente respecto de las cuestiones realmente decisivas para una humanidad aunténtica. Meras ciencias de hechos hacen meros hombres de hechos (...) En nuestra indigencia vital -oímos decir- nada tiene esta ciencia que decirnos. (...) ¿Qué tiene la ciencia que decirnos sobre razón y sinrazón, qué sobre nosotros, los seres humanos en cuanto sujetos de esta libertad? La mera ciencia de los cuerpos materiales nada tiene, evidentemente, que decirnos, puesto que ha hecho abstracción de todo lo subjetivo. Por otra parte, en lo que hace a las ciencias del espíritu, que en todas sus disciplinas especiales y generales consideran al hombre en su existencia espiritual y, por consiguiente, en el horizonte de la historicidad, su cientificidad rigurosa exige que el investigador excluya cuidadosamente toda posible toma valorativa de posición, todo preguntar la razón o sinrazón de la humanidad y sus configuraciones culturales que constituyen el tema de su investigación (...) ¿Puede el mundo, y la existencia humana en él, tener en verdad un sentido si las ciencias no admiten como verdadero sino lo constatable de este modo objetivo (...)? ¿Podemos darnos por satisfechos con ello, podemos vivir en este mundo en el que el acontecer histórico no es otra cosa que concatenación incesante de ímpetus ilusorios y de amargas decepciones?"

Edmun Husserl, La crisis de las ciencias europeas y la fenomenología transcendental.
Edit. Crítica, Barcelona

Siempre gusta descubrir que uno no es el único loco que grita hacia el vacío en un mundo plagado de desvaríos y apuestas por lo absurdo, y más cuando viene dado por una persona que fue estudiante de matemáticas.

Como véis, esta crisis que veo, y que cada vez me asusta más, en la propia Humanidad -por no hablar de las humanidades- en pro de un mundo científico no es algo nuevo, sino que ya se daba en la modernidad. Supongo que si Husserl levantara la cabeza se llevaría un buen susto.

Lástima me da la pérdida que estamos sufriendo en nuestros días de esa ensoñación, de ese romanticismo. Como dice Husserl, tenemos hombres y mujeres de hechos, personas absolutamente prácticas, que no se dejan hechizar a lo largo de un baile, y los deseos que este despierta, sino que han inventado una nueva forma de "bailar", en la cual no deja lugar a la ensoñación, sino que es puro acto.

¿Qué fue de aquellos tiempos en los que tres jóvenes podían encerrarse en una casa y jugar con los misterios de la vida a través de juegos e insinuaciones?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Todos bailan de la misma forma, ha desaparecido el sentimiento, la pasión, somos como hormigas que lo tienen controlado y programado absolutamente todo.
El tema de la humanidades VS ciencias...bueno eso ya es otra historia, pero que esperabas tio ¿Qué reinen las humanidades en la generación del REGUETON!!!?¿V

Rasen dijo...

hum...hablé contigo que las matemáticas era la asigantura que menos favor le hace a la educación hoy en día...precisamente porque nos ofrece un grado de abstracción que está bien tenerlo, como todo conocimiento, pero que no necesitamos para la vida real...

No sé por qué la gente cada vez está más convencida de que lo que está bien hecho, es porque ha habido "ecuaciones" de por medio...

por qué nos negamos a nosotros mismos como si fueramos simples piezas de una cadena de montaje...

Sólo tenemos que resolver una logaritmo y...sale un baile perfecto...

perfecto quizá...pero no humano...

El reggaeton, la música sacada de un ordenador...
Si nos vemos en el bus, recuérdame que te cuente cómo se puede hacer música sampleando una pechuga de pollo, y lo hipócrita que es la gente cuando dice que eso no tiene sentimiento...o no es arte...en fin...
El arte será el flamenco sacado de una calculadora...

Princesa de la Oscuridad dijo...

Ves? Tan loco no estás..aunque lo parezcas a menudo :P jejeje.

Si ese gran hombre levantara la cabeza se llevaría un buen susto (Este es el comentario que hubiera echo y es el que hago aunque alguien lo haya incluido ya en el texto jum.. :P)

Tengo que decir algo respecto al regueton, tema mencionado por el Sr.Anónimo. No entiendo, ni nunca entenderé como a las tías les puede gustar esa música cuando lo menos que la llaman a ella, a su madre y a su abuela es perra. Luego irán por ahí hablando del machismo y metiéndose con los hombres. Mujeres de hoy día, si no dejáis de SER TONTAS siempre os tratarán como tontas, y por desgracia intentarán tratarnos así a las que no lo somos. No podéis ir por ahí bailando regueton y resfregándoos por ahí y luego llamar gilipollas y machista al que os mira de aquella manera.
Bueno me callo ya porque me altero y no paro de hablar, además afortunadamente los que frecuentais este blog sabéis de lo que hablo.

P.D. Al fin te comento y todo :P

desordenada dijo...

Nos sentimos desesperados, incomprendidos, vacíos, incluso locos,


mil adjetivos más si quieres,



¿Pero hacemos algo?


No estamos solos en esta sociedad utilitarista. Yo abogo por la unión de todos nosotros, de aquellos que quieren exprimir todo el juego a la vida,


tenemos tanto que darnos.

desordenada dijo...

Jugo, perdón.

Un abrazo

Kiüs dijo...

En fin...me has pillado...xD aunque sigo creyendo en la ciencia :P lo siento, eso no me lo quitarán(o, mejor dicho, aún nadie me lo ha quitado, veremos si alguien puede xD)en esto sólo se me ocurre hablar de lo que estamos de acuerdo los dos, en lo que a ciencia se refiere, que ésta es buena en su ámbito y ya está.

Efectivamente, en general se toma como la clave para mejorar la vida, pero eso no es motivo para desecharla...es que me da la impresión de que, como no ayuda realmente a vivir la vida, infravaloras a la ciencia...Está claro que hasta la ciencia se equivoca, no hay más que ver encuestas, sondeos y demás, que están hechos bajo la ciencia de las matemáticas(estadística)y no por eso son infalibles(es más, creo que hay más errores que aciertos en ellas, según mis encuestas xDDDD). Y, así como hay quien va por la vida de músico, sin serlo, también los hay quien va por la vida de científico, sin serlo; hay que saber distinguir a éstos, tanto como a los falsos músicos, los falsos artistas(hoy he visto algo muy fuerte de uno de estos, te he pasado el e-mail para que lo veas),etcétera. Un verdadero científico no saca nada en conclusión hasta que lo tiene comprebado y recomprobado y se ha asegurado de que realmente algo es así; por eso no hay ninguno que se meta en temas de amor, filosóficos o cualquier otro tema que no siga una serie de pautas y de ahí no se mueva, y, si lo hay, desde luego no es uno de estos...al menos yo lo veo así, no sé si me equivoco, ya que tampoco es que haya hecho yo una profunda investigación para fundamentar esto... :S

En fin, que me alegro de que coincidamos en tantas cosas, pero me alegro más aún en que diferamos tanto en otros temas, porque así puedo discutir con alguien(algo que no me pasa muy a menudo porque me gustan demasiadas cosas y siempre suelo estar de acuerdo con todos xD); pero un empírico defensor de la ciencia como yo siempre tendrá algo de lo que discutir con un romántico defensor de los sentidos como pienso que eres tú(corrígeme si me equivoco):P

Bueno, me despido hasta que ponga un nuevo comentario aquí, que sé que lo voy a poner xDD

Mirthas dijo...

Eso de "romántico defensor de los sentidos" me ha gustado, pero creo que no debes olvidar que la ciencia se basa completamente en los sentidos (la propia empiria es constatación sensorial).

Y creo que el problema que yo planteo es lo que tú defiendes. Es decir, no es que la ciencia no valga para nada -sin ella no podría tener este blog, por ejemplo, ni el cine habría nacido- decir lo contrario es una insensatez propia de fanáticos, creo yo. El problema está en que se está dejando de lado por completo a las Humanidades. Esos "científicos puros" de los que tú hablas, esos buenos científicos, lo serían -y sé que por suerte los hay- si además de cultivar su ciencia cultivaran otras materias propias de las Humanidades.

El problema está en que se está intentando que la ciencia ocupe todos los campos, en detrimento de las Humanidades, cuando tendría que ser justo lo contrario. A fin de cuentas, no somos máquinas, sino personas (supongo que para ti mejor podría decir unas máquinas extremadamente complejas. Pero si así lo prefieres, unas máquinas tan complejas que han inventado una cultura y una moral que no estaría jamás de más conocer, observar y mantener o modificar, pero siempre en favor de esos valores que se suponen aceptados).

Tal vez en la infinitud del Universo todo esto no tenga sentido, pero estaría bien que, si alguna vez llega alguna supuesta civilización futura, nos recuerden como lo que somos, personas, no como meros hombres de actos que ejecutaban algoritmos y desarrollaban ecuaciones.

Kiüs dijo...

Hombre, yo no tengo nada en contra de que los científicos aprendan Humanidades, al contrario, también pienso que deben hacerlo, al igual que alguien de Humanidades debería saber de ciencia también; como decía Pascal, es mejor saber algo de muchas cosas que mucho de una sola. Por eso me gusta haber estudiado el bachillerato tecnológico y estar ahora en Filosofía :P

Me parece que los dos estamos defendiendo la misma postura, pero cada uno habla de un aspecto distinto del mismo tema. Tú dices que hay que acordarse mucho más de las Humanidades y no depender tanto de la ciencia y yo digo que la ciencia debe estar ahí, aunque, evidentemente, no siempre. Pero lo que está caro es que cada cual debe dedicarse a lo suyo y que, por ejemplo, un científico no piense que, por saber algo de fenomenología, ya pueda aplicarlo a lo que sea como si fuera el mismísimo Husserl.

Creo que esta es una buena síntesis tras anteponer tu tesis con mi antítesis xD no crees? :P

Mirthas dijo...

Uhm... Sí, podría ser un buen final.